top of page

¿Qué es la psiquiatría nutricional? Los alimentos y su influencia en tu cerebro. WOW




Empecemos, solo piénsalo… tu cerebro siempre está encendido porque se ocupa de tus pensamientos , movimientos, de tu respiración, de tus latidos del corazón, de tus sentidos, de escuchar ,todo todo y trabaja duro las 24 horas los 7 días de la semana, incluso mientras duermes, se encarga de crear tus sueños y muchísimas otras cosas más.

Esto significa que tu cerebro requiere un suministro constante de combustible y …


¿Cuál es este combustible?

OK, vamos a hablar de esto, ese combustible obviamente… proviene de los alimentos, los alimentos que tú consumes, no por nada siempre hemos dicho que “somos lo que comemos” y lo que comemos y bebemos, lo que contiene ese combustible puede variar y ser de “marca diferente” porque difiere en su calidad, no es lo mismo comprar gasolina verde a comprar la gasolina roja, difiere en muchas cuestiones, entre ellas, obvio, el precio, en pocas palabras lo que tú y yo comemos afecta directamente la estructura y las funciones afectocognoscitivas del cerebro, regulan y hasta modifican el pensamiento, el procesamiento de las emociones y en última instancia pero no menos importante en nuestro estado de ánimo, esto al igual que un automóvil de alto rendimiento, su motor funciona mejor cuando solo obtiene combustible del alta calidad, ósea, el que consumamos alimentos con nutrientes de alta calidad, esos alimentos que contienen un adecuado aporte de vitaminas, minerales, oligoelementos y sobre todo antioxidantes, los alimentos con estas características simplemente representan “gasolina de alta calidad”, porque precisamente esto es lo que realmente nos nutre cerebralmente y nos protege del “Terrible” Estrés oxidativo …


Y ... ¿qué es estrés oxidativo?

OK, todo y todas sabemos que el estrés (emocional, laboral, académico, familiar, físico, etc.) es el “Triggers” de todos los “males” de nuestros tiempos , entonces hay que protegerlo, vaya… hay que protegernos del estrés y eso todos lo sabemos, pero…


¿cómo nos protegemos con los alimentos? ¿cuáles son los antioxidantes que nos pueden apoyar?

Al estrés dañino se le conoce como distrés o estrés oxidativo, los investigadores hemos observado y constatado que el estrés oxidativo nos hace daño, porque, daña nuestras células y acelera el proceso de envejecimiento, ¡WOW simplemente nos envejece!


En pocas palabras, los alimentos y las bebidas nos ayudan a que este proceso de envejecimiento ocurra de una manera más lenta, pero a veces y desafortunadamente, al igual que un automóvil muy muy caro de alto rendimiento (si somos personas de “high performance”); el motor puede dañarse si le proporcionamos cualquier otro “combustible” que no sea de alta calidad, o sea, si sabemos que contamos con “un motor” (cerebro) que quiere necesita combustible de alta calidad, si cometemos la “inconciencia” de proporcionarle “combustible/gasolina” de baja calidad, le estamos agregando un retrabajo a nuestro organismo, porque debe depurar las sustancias inútiles, por ejemplo, hablando de alimentos procesados o refinados, de fast food o de comida chatarra que cuando los ingerimos y llegan al cerebro, además de su poca o a veces nula capacidad de proveer materia prima de calidad, estos alimentos también contienen sustancias que nos “cuesta trabajo” depurar, entonces, aparte de ser “pobres” en calidad, también nos complican o saturan nuestros sistemas metabólicos de depuración para deshacernos de sus tóxicos.


¿Cuáles son estas sustancias toxinas y depurables?

• azúcares refinados

• grasas saturadas

• grasas trans

• polioles

• azúcares altamente fermentables

• polioles altamente permeables


... Y es algo muy curioso, porque, por ejemplo, todos tienen mucho miedo a los carbohidratos y ciertas personas incultas, pueden llegar a satanizarlos, sin embargo, la investigación médica y nutricional nos garantiza que si se consumen carbohidratos es sumamente importante lo que también consumamos nutrientes que nos ayuden a depurar (metabolizar adecuadamente) dichos azúcares refinados, en fin… si no sabemos estas cuestiones y no integramos estos “depuradores” podemos fomentar una alteración en la resistencia a la insulina y además de empeoraríamos la regulación de nuestra energía y esto conlleva a una disminución de nuestro rendimiento físico, porque la evidencia científica ha demostrado que de absorberse estos componentes inflamatorios mediante el intestino que no cuenta con una adecuada calidad de bacterias saludables se promueve la inflamación (Low grade iflammation) y un incremento en el estrés oxidativo, de hecho múltiples estudios científicos (PREDIMED STUDY) han encontrado una ASOCIACIÓN directa entre un patrón de dieta rica en azúcares refinadas en las personas con una función cerebral deteriorada e incluso, un empeoramiento de síntomas afectivos (Depresión, Ansiedad, Distimia, Trastorno bipolar, etc.); lo cual cobra un GRAN sentido si tu cerebro se ve privado de nutrientes de calidad; porque dentro del sistema intracelular del sistema cerebral que trabaja en condiciones de mucho estrés, los radicales libres representan nuestros peores “enemigos”, porque estos radicales libre, simple y sencillamente son como bombas de tiempo ya que son sustancias tóxicas, y estos tóxicos van a producir ciertas señalizaciones celulares que van a producir, fomentar y perpetuar un estado de inflamación (llamada inflamación de bajo grado “Low Grade Iflammation", la cual es super dañina para nuestro cerebro, lo cual contribuye a un mayor riesgo de sufrir más y más lesiones en nuestro tejido cerebral.

Podemos esperar tener neuronas por el simple hecho de no alimentar a alimentarnos correctamente…

Lo interesante es que durante muchos años el campo médico no reconoció ( o simplemente olvidó) plenamente la conexión entre el estado de ánimo y la alimentación.


Hoy en día los nutriólogos psiquiátricos, afortunadamente volvemos a “florecer” en el campo de la salud mental, como yo siempre digo…
LA NUTRICIÓN PSIQUIÁTRICA ES UN … “BACK TO THE BASICS”

Gracias a la investigación estamos descubriendo que existen muchas correlaciones entre la comida/bebida que ingerimos con la forma en que sentimos, la manera en la que pensamos, nos comportamos, así como también la relevancia del MICROBIOMA INTESTINAL (OSEA, LOS MICROBIOS DE NUESTRO INTESTINO), la variabilidad o la variedad de bacterias que viven en nuestro intestino y los que ingerimos día con día, porque con solo beber, comer y respirar bacterias benéficas o patógenas, éstas influyen en nuestra salud mental…


Todo/as podremos pensar ¿Cómo?


OK todos pensamos que la Serotonina se encontraba en el cerebro y la mayoría de las personas pensamos que este neurotransmisor se creaba, almacenaba y solo tenía relevancia en el cerebro y que básicamente ahí se almacenaba.

¡ERROR!

La serotonina es un neurotransmisor que ayuda a regular el sueño, el apetito, el estado de ánimo, el dolor, entre muchas cosas; y cuando nos damos cuenta que aproximadamente el 95% de la serotonina se produce en el tracto gastrointestinal (OJO, no en el cerebro), si no en el intestino y el tracto gastrointestinal, porque nuestro sistema digestivo está revestido con aprox. 100,000,000 de células nerviosas o neuronas (Vaya sorpresa, tenemos más neuronas en el intestino que en el cerebro), entonces cobra más sentido que el funcionamiento interno de nuestro intestino no solo nos ayude a digerir los alimentos.

Sino que también nos ayuda a que esos alimentos digeridos se aprovechen, nos ayuden y nos promuevan procesos saludables, nos proporcionen materia prima para guiar, regular y contener nuestras emociones (Miedo, Alegría, Enojo, Desagrado, Tristeza), es más … la función de estas neuronas gastrointestinales y las que producen los diversos transmisores como la serotonina está súper influenciada por miles de millones de bacterias buenas de nuestros comensales que son nuestros “compadres” o son nuestros “peores enemigos”, ya que estas bacterias que habitan en nuestro intestino se les denomina microbioma intestinal y este microbioma es SÚPER IMPORTATE, ya que estas bacterias juegan un papel esencial en nuestra calidad de vida, ya que nos protege:

• Protege nuestro intestino

• Garantizan una adecuada permeabilidad que nos proporcionen una barrera fuerte contra las toxinas y las bacterias "malas"

• Nos protege de los virus realmente malos

• Nos cuida de las bacterias patógenas (realmente malas)

• Regula la cantidad de los hongos

• Limitan la inflamación

• Mejoran la absorción de los nutrientes que comemos (porque de nada sirve alimentarnos súper bien y tener una dieta genial si no contamos con buenas bacterias beneficiosas)

• El EJE neuro-inmuno-endocrino-psiquiátrico-enteral de las personas es un tema vanguardista que vale la pena investigar para mejorar nuestros hábitos conscientemente.

• Los estudios serios y recientes confirman la implicancia e impacto que tiene las dietas antiinflamatorias como las dietas “Low FODMAPs” para mejorar nuestra salud mental.


La idea de que las bacterias buenas no sólo influyen en lo que tu intestino digiere y absorbe sino que también afectan el grado de inflamación en el cuerpo es un es un giro de 180° a la hora de conseguir la salud mental a la hora de concebir la salud endocrinológica nuestra salud integral sabemos que el estrés produce inflamación y entender e integrar que la alimentación el microbioma las bacterias y nuestro intestino están directamente relacionadas con ese salud mental con nuestro estado de ánimo con nuestro nivel de energía está ganando terreno en los investigadores gracias por leer este BLOG DE SALUD y si necesitas más información no dudes en contactarnos


CONSEJO DEL DÍA:

Yo, Alex Ibarra, de corazón te invito a empezar a prestar realmente atención en cómo te hace sentir el comer diferentes alimentos, no solo el momento, sino al día siguiente … intenta llevar una dieta “chida (LOW FODMAPs)” durante 2 o 3 semanas de alimentos procesados que tengan sellos ****** de exceso de grasas azúcares agregados exceso de calorías solamente inténtalo por 2 o 3 semanas y checa cómo te sientes esto ayuda a eliminar todos los alimentos procesados del azúcar sólo observa cómo te sientes no se necesita mucho tiempo no se necesita matarte de hambre solo eliminarlos toma agua luego después de haber hecho está limpia 2-3 semanas vuelve a introducir esos alimentos que te encantan y que nos encantan a todos que tienen muchos de ellos y que no son saludables y checa cómo te sientes yo llevo un diario anótalo cuando algunas personas se limpian o se hacen détox realmente cuando lo identifiques realmente es increíble la diferencia en lo que podemos sentir cómo nos podemos sentir emocionalmente mentalmente cuando reintroducimos esos alimentos que sabemos que no son la mejor opción para nuestra salud TOTAL.

Te invito a que hagas este este reto y me cuentas suscríbete abre una cuenta en nuestra página y estamos aquí para ti…



6 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page